“El gaucho invisible” de Ricardo Piglia

El relato “El gaucho invisible” pertenece a la novela “La ciudad ausente” (1992).

El gaucho invisible, es un muchacho de 16 años “el Tape Burgos” que reitera de modos muy distintos el enlazar a un ternero en peligro, buscando la pertenencia al grupo de hombres adultos. Cabe destacar que el nombre elegido puede considerarse un reconocimiento a Güiraldes ya que un su novela aparece un reserito de la misma edad que ataca a Don Segundo.
El motivo de enlazar a un ternero, en este caso símbolo tradicional de la víctima adquiere el valor de una prueba iniciática en la construcción de un tipo de masculinidad. El acto violento, la expresión de la crueldad como modo de armar una grupalidad entre hombres.

Magistralmente escrito, es digno de leerse y debatir.

Majo